¿Qué catedrático de la RAE no ha caído en depresión por ser poco hábil con el teclado?

[…] Te enbío lo que me pediste de Balle-Inclän.
Un cordial salido

¿O quién no ha despotricado de su jefe creyendo estar contándoselo a un amigo?

email

¿Quién no ha enviado un correo en el que avisa que adjunta un archivo que después no contiene o que no está actualizado?

Sabes bien que si intentas planificar un Ocean’s Eleven para entrar en el despacho del jefe, va a terminar más bien como Atraco a las tres y que tampoco es tan buena idea subcontratar a “el Pecas” para que le robe el móvil. En definitiva, no será la primera ni la última vez que, tras redactar un correo, nos demos cuenta inmediatamente de un error garrafal y ya sea demasiado tarde, o quizá no…a lo que vamos, ¿cómo arreglamos este desaguisado?

Después de haber estado bastante tiempo en los Google Labs como extensión en periodo de prueba, Gmail ha añadido definitivamente la posibilidad de retrasar el envío hasta 30 segundos para poder tener así la posibilidad de cancelarlo.

Para ello, simplemente acudimos a Configuración dentro del menú cuyo icono es la habitual rueda dentada y buscar en las opciones de la pestaña General:

MenúConfiguraciónGmail

Una vez dentro en de la pestaña General sólo tenemos que recorrer las diferentes opciones hasta encontrar Deshacer el envío donde podremos fijar hasta en 30 segundos el tiempo que tarda el correo en ser enviado. A partir de ese momento, todos nuestros correos enviados desde Gmail podrán anularse dentro del tiempo especificado siempre que pulsemos sobre la opción Deshacer.

image
GmailDeshacerEnvíoFinal

 

Sólo existen dos excepciones: cuando ese correo nos lo enviamos a nosotros mismos (como pueden ser los típicos recordatorios) y cuando, aun dentro de ese plazo, entramos en otro correo, menú, etc. Ahí ya perdemos toda opción de revertir el proceso.

Hay que entender en todo momento que estamos retrasando el envío y eliminándolo de la bandeja de salida de nuestro correo, pero que bajo ninguna circunstancia estaríamos borrando un mensaje ya recepcionado por la otra persona. Damos cuenta de esta funcionalidad puesto que el usuario medio, incluso en el ámbito profesional, redacta la casi totalidad de sus correos directamente desde el popular servicio de Gmail pues suele resultarle más atractivo y práctico que administrar sus cuentas con programas externos. Para aquellos que estén usando Inbox de Gmail, comentarles que tenemos la opción del UNDO una vez enviado el correo, pero que sólo está disponible durante cinco segundos.

Por último recordaros que más allá de esos 30 segundos, existe la posibilidad de posponer el envío de correos. Esto es realmente útil cuando necesitamos pedir el primero de mes los informes a cada departamento o felicitar el cumpleaños de nuestro adorado suegro. Aunque se especula con la inminente llegada a Gmail, esta opción sólo está disponible usando servicios externos como Boomerang para Gmail, gestores de correo tipo Outlook o Thunderbird o, para los más avanzados, ayudarse de los Google Scripts.

Pero ésa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Aún tienes 30 segundos antes de que te despidan. Léelo, ya son 27, 26 …